¿Cambia el tamaño de los pies durante el embarazo?

0
509
tamaño de los pies
tamaño de los pies

Durante el embarazo, existes innumerables cambios en el cuerpo de la mujer, pero a su vez, existen muchos mitos referente al embarazo que, sin duda, resulta de suma importancia aclarar y dejar en evidencia la realidad de lo que ocurre en el período de la gestación.

Muchos de estos cambios son fisiológicos, esto quiere decir que el hecho de que ocurran es “completamente normal”, sin embargo, en otras ocasiones puede que no lo sea del todo, siendo entonces una alteración.

¿Pueden realmente cambiar de tamaño los pies durante el embarazo?

Si, tus pies pueden tener un cambio de tamaño durante el embarazo, pero, lo más recomendable siempre es consultarle a tu médico si ves que se presenta esta alteración.

Consultarlo con tu médico es importante, ya que, ese crecimiento puede deberse a causas que, no todo el tiempo pueden considerarse normales, es por esto que, siempre es importante mencionar estos detalles en tu consulta. Si, aunque parezca insignificante.

  • Hinchazón de los pies

La hinchazón en los pies, también conocida como edema de miembros inferiores, es común en el embarazo debido a la compresión que ejerce el útero grávido sobre la vena cava donde ocurre la obstrucción del flujo, ocasionando a su vez aumento de presión.

Estos cambios compresivos, hacen que se genere el aumento de volumen, principalmente en miembros inferiores, y, se le conoce además como “edema maleolar”, debido a su ubicación, la cual es mayormente en la zona del tobillo.

Al acudir a tu médico, este evaluará el aumento de volumen que se ha producido en tus miembros inferiores. Este verá si es en ambas piernas o solo en una, si es doloroso a la palpación, si la zona está caliente o fría y observará el color de la piel de tus pies, entre otras características.

Cabe destacar que, no solo debe evaluarse el edema, sino también la presión arterial, ya que, una presión arterial elevada durante el embarazo en conjunto con la aparición de edema debe ser estudiado de inmediato, porque puede relacionarse con la pre-eclampsia.

Muchas veces puedes notar que tus pies están “grandes” y hasta te cuesta colocarte cierto calzado que antes podías usar a la perfección, pero, es importante también que evalúes si solo ocurre en un solo pie o en ambos.

La importancia de saber si ocurre solo en uno de tus pies, es porque en este caso puede deberse a otras causas, como por ejemplo a un cuadro clínico llamado “celulitis”, el cual debe ser tratado de inmediato.

Además de esto, debes observar si te duele, si tiene algún cambio de color, si está caliente o frío y todo eso comentárselo a tu médico al momento de la consulta, para que así, el diagnóstico y el manejo sea lo más efectivo y práctico para ti.

¿Puede cambiar realmente el tamaño del pie en el embarazo, sin ser edema?

El período de gestación es una etapa de cambios, entre ellos, los cambios anatómicos, principalmente por el aumento de peso característico en el embarazo.

Pero, muchas veces, estos cambios pueden deberse no solo al aumento de peso, sino, a la liberación de hormonas producidas en el período de gestación, lo cual puede a su vez ocasionar alteraciones evidentes y que, sin duda pueden preocuparte.

Conviene mencionar, un cambio importante generado de esta manera, en el transcurso del embarazo:

  • Pie plano en el embarazo

Existe una alteración del pie, conocida como “pie plano del embarazo”, la cual se produce debido a una laxitud en los ligamentos, lo cual conduce a que, se presente como una especie de borramiento del arco plantar.

Las mujeres embarazadas suelen consultar al percibir que sus pies han cambiado de tamaño, ya que al colocarse un tipo de calzado en específico que antes le sentaba cómodamente, ya no resulta de la misma manera.

Es así como las mujeres embarazadas se dan cuenta que la talla o el grosor del pie les ha cambiado, y esto ocasiona incertidumbre.

Aquí te explicaremos que es lo que sucede: una hormona denominada “relaxina” que se encuentra presente en el embarazo es la que desencadena la laxitud en los ligamentos.

La relaxina es una hormona, que, como se ha venido estudiando, produce una relajación de los ligamentos de la pelvis, para así favorecer el proceso del parto.

Sin embargo, se ha demostrado que no solo puede relajar los ligamentos de la pelvis, sino también otros ligamentos, como por ejemplo el responsable del arco plantar.

Ahora ya sabes que existen varias situaciones que pueden influir en el tamaño de los pies. Sin embargo, debes saber que, aunque algunos pueden ser normales, no está demás consultarlo con tu médico y así, tener todo bajo control.

Referencias

  • Mata F, Chulvi I, Roig J, Heredia J, Isidro F, Benítez Sillero J, Guillén del Castillo M. Prescripción del ejercicio físico durante el embarazo. Revista Andaluza de Medicina del Deporte. 2010; 3 (2):68-79. Disponible en: redalyc.org

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.