Emociones y el embarazo

0
386

Sin duda alguna el embarazo es una época en que la mujer vive un carrusel de emociones. Durante esta hermosa etapa es muy fácil pasar rápidamente de un estado emocional a otro.

Una emoción es la respuesta que damos frente a ciertos estímulos. Es decir, si te dan una buena noticia expresarás alegría, pero si te sucede algo malo te sentirás frustrada o triste.

Eso es normal en cualquier ser humano, el problema con las embarazadas es que puedes pasar de la alegría a la tristeza, o de la ternura a la amargura, en un pestañear de ojos y a veces sin una razón que lo justifique.

Es decir, una situación que pudiera pasar desapercibida ante cualquier persona, para una embarazada es un motivo que desencadena un cambio de emoción.

Esto puede llegar a ser frustrante para algunas mujeres e incluso para los familiares y compañeros de trabajo.

Los cambios emocionales bruscos pueden traer conflictos con la pareja, con los hijos existentes, con el jefe, en fin con todo el mundo, si no se logra manejar adecuadamente.

Por eso, es importante saber que estos cambios emocionales pueden darse en la mujer embarazada y los familiares y amigos deben comprender esta situación.

Debe quedar claro que no es cuestión de locura o del paso de la luna, es simplemente que existen causas externas e internas que favorecen estos cambios de comportamiento bruscos.

Lo bueno de todo esto es que la alta sensibilidad en las embarazadas es temporal, es decir, no quiere decir que la persona cambió y que de ahora en adelante será siempre así.

Causas de los cambios emocionales en las embarazadas

Cambios químicos

En primer lugar, se debe mencionar el factor hormonal. Las hormonas del embarazo, es decir, los estrógenos y la progesterona hacen que las emociones estén a flor de piel.

Además hay que recordar que la mayoría de las gestantes experimentan síntomas y molestias de grado variable que pueden poner a cualquiera de mal humor.

No es fácil tratar de llevar una vida social a gusto cuándo existen elementos que no te hacen sentir bien en un momento dado. Por ejemplo ¿podrías tú estar de buen humor con náuseas, vómitos, pesadez y fatiga?, es un poco complicado, no lo crees.

En segundo lugar, el ánimo de la embarazada y las emociones que expresa son producto de una respuesta fisiológica ante la alteración de la producción de los neurotransmisores cerebrales. Estas alteraciones se han producido por los cambios hormonales.

Estas sustancias son los que llevan las señales al cerebro, aumentando el estado de irritabilidad o disminuyendo los umbrales de tolerancia frente a una situación determinada.

Esto quiere decir que, la mujer embarazada es muy vulnerable a todo lo que suceda a su alrededor. Por ello, en el embarazo la emoción está por encima de la razón.

En tercer lugar, el insomnio que pueden llegar a sufrir las embarazadas o su mal dormir puede incrementar la irritabilidad en ellas.

Eso es una respuesta normal frente al cansancio. Cuando la persona no duerme bien la mente no descansa, y eso repercute en cómo la gestante reaccionará frente a diversas situaciones.

Cambios físicos

Por otra parte, no hay que olvidar que el cuerpo de la mujer va transformándose y cada vez pesa más y luce más gorda. Esto puede ser motivo de orgullo para muchas, pero para otras puede ser realmente preocupante y estresante.

Ellas piensan que se ven feas, poco atractivas, que se quedarán con esos kilos de más aun después del parto. Todos estos pensamientos de angustia invaden la mente de la embarazada y pueden ponerla de muy mal humor.

Luego piensan en su bebé y la emoción cambia y se vuelven nostálgicas, amorosas y tiernas. Es increíble pero así ocurre.

Cambios externos

Son las situaciones a la que se expone la futura madre con el día a día. Ejemplo, el estrés diario, la rutina, en fin el convivir con todo lo que le rodea. Se pueden presentar miles de situaciones donde la madre podrá reaccionar de una forma diferente.

¿Cómo afecta al bebé el estado emocional de la futura mamá?

Todas las emociones afectan al bebé, las positivas para bien y las negativas para mal. Él o ella lo sentirán todo.

Sin embargo, será peligroso cuando la madre no pueda controlar las emociones negativas, por ejemplo un disgusto muy fuerte. Un ataque de rabia en una mujer embarazada puede llevar al aborto por el exceso de adrenalina liberada.

Es por ello que, es necesario que se eviten situaciones que puedan alterar el bienestar de la embarazada.

¿Cuáles son las emociones más comunes que experimentan las embarazadas?

Básicamente pueden ser muchas o pocas, eso es impredecible, pero lo crucial aquí es que son cambios frecuentes y repentinos. Entre ellas se pueden mencionar: alegría, tristeza, ternura, nostalgia, amargura, miedo, asco, desasosiego, frustración, vergüenza, rabia, entre muchas otras.

¿Cómo afectan los cambios de emociones de la embarazada a su pareja?

Es común que las mujeres entre la sexta y décima semana aproximadamente comiencen con las fluctuaciones emocionales.

Es muy probable que la pareja no esté muy feliz con estos cambios, principalmente porque casi siempre la futura mamá descarga su mal humor con el ser que tienen más cercano y casi siempre es la pareja.

Por otra parte, es muy común que el deseo sexual esté disminuido por muchas razones. Entre ellas se puede mencionar el cambio de humor, el miedo a hacerle daño a la criatura durante el acto sexual, la inseguridad y la baja autoestima. Así mismo, algunas mujeres desarrollan una extraña e inusual repugnancia hacia la pareja sin razón alguna.

Afortunadamente hacia el segundo trimestre del embarazo la gestante recupera su personalidad y puede convivir con mayor tranquilidad. Sin embargo, hacia el tercer trimestre vuelven los cambios emocionales que perdurarán hasta el parto.

Realmente no hay por qué preocuparse. Es cuestión de tiempo para que todo vuelva a la normalidad, a menos que la persona sufra depresión post parto, el cual si requiere ayuda profesional. Recuerda que nada tiene que preocuparte, y vas a ser la mejor madre para tu bebé, disfruta del embarazo, ¡estás maravillosa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.