skip to Main Content
hola@tmasembarazo.com
Salud Y Embarazo: Cuida Tu Cuerpo Durante El Embarazo

Salud y embarazo: Cuida tu cuerpo durante el embarazo

Salud y embarazo es un conjunto. Recuérdalo. Estar embarazada significa que estar saludable es más importante que nunca. Es crucial entender qué pasos puedes seguir para mantener tu salud , pero lo esencial es estar feliz por el nuevo ciclo en el que entras.

La atención prenatal es uno de los factores vitales que aseguran un embarazo sin problemas. Las revisiones con tu matrona determinaran tu estado de salud en todo momento. La primera visita debe realizarse durante las primeras semanas del embarazo, cuando el retraso de la menstruación es de 2  a 6 semanas. Para las mujeres que son relativamente sanas y no tienen factores de riesgo que puedan complicar el embarazo, probablemente vean a su especialista cada 4 semanas hasta la semana 28 del embarazo y luego cada 2 semanas hasta las 36 semanas del embarazo. Después de eso, tendrás una cita todas las semanas hasta que nazca tu bebé.


Nutrición

Si hablamos de salud y embarazo, la nutrición adecuada es una de las mejores maneras de disfrutar un embarazo feliz. Debido a que se está comiendo por dos, es doblemente importante consumir alimentos saludables y mantenerse alejado de las cosas que pueden dañar a tu bebé a medida que se desarrolla. Cuando estás embarazada, la dieta y la reducción de calorías no son buenas: necesitarás ingerir aproximadamente 300 calorías más por día para asegurarte que estáis bien nutridos, especialmente a medida que progresa el embarazo. La ingesta calórica, sin embargo, puede variar de mujer a mujer. Para las mujeres delgadas y las mujeres que llevan gemelos, es posible que deban consumir más de 300 calorías adicionales. O bien, si actualmente pesas, es posible que necesites menos. No importa qué, deberás ponerte en contacto con tu médico para determinar qué es lo mejor para ti y tu bebé o bebés.

Por supuesto, el consumo de calorías puras no es el único objetivo: debe asegurarse de que lo que come sea nutricionalmente sano. Los alimentos nutritivos contienen las vitaminas y minerales esenciales que contribuyen al crecimiento y desarrollo de un bebé.

Aunque una dieta saludable es fundamental para cuidar tu cuerpo durante el embarazo, en realidad es bastante simple integrar una vida saludable en tu vida diaria. Mantén una dieta bien equilibrada siguiendo las pautas dietéticas básicas. Las carnes magras, las frutas, los vegetales, los panes integrales y los productos lácteos bajos en grasa son esenciales para mantener una buena salud.

La comida real y saludable le proporcionará a tu cuerpo los nutrientes que tanto necesita. Al mismo tiempo, durante el embarazo se requieren ciertos nutrientes esenciales en cantidades más altas de lo normal. Por ejemplo, el calcio, el hierro y el ácido fólico son especialmente esenciales en la dieta de una mujer embarazada. Aunque tu médico puede recetarte suplementos vitamínicos, tu dieta aún debe contener alimentos nutritivos para proporcionarle a su cuerpo la mayor parte de su nutrición.

De manera normal, las mujeres necesitan 1,000 mg de calcio por día, pero durante el embarazo, el consumo de calcio debe aumentar para mantenerse al día con la pérdida de calcio en los huesos. Puede obtener calcio de una amplia gama de productos alimenticios, incluidos productos lácteos bajos en grasa como leche, queso y yogur; jugo de naranja, leche de soja y cereales fortificados con calcio; verduras de color verde oscuro como la espinaca, la col rizada y el brócoli; así como tofu, frijoles secos y almendras.

Una mujer embarazada requiere de 27 a 30 mg de hierro por día porque el hierro es utilizado por el cuerpo para producir hemoglobina, que es lo que ayuda a los glóbulos rojos a transportar el oxígeno por todo el cuerpo. La falta de hierro conduce a la escasez de glóbulos rojos, lo que significa que los tejidos y órganos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno. Con un bebé a bordo, las mujeres deben prestar más atención a su ingesta de hierro.

El hierro se encuentra tanto en plantas como en materia animal, pero el cuerpo lo absorbe más fácilmente de las fuentes cárnicas. Los siguientes son algunos alimentos que contienen una buena cantidad de hierro: carnes rojas, aves oscuras, salmón, huevos, tofu, granos enriquecidos, frijoles y guisantes secos, frutas secas, verduras de hoja verde, melaza negra y cereales de desayuno fortificados con hierro.

Muchas personas ya han escuchado sobre la importancia del folato (ácido fólico) para una mujer embarazada. Para la mujer embarazada, o aquellos que planean quedar embarazadas, se recomienda que tome 0,4 miligramos de ácido fólico todos los días. Muchas mujeres eligen complementar su dieta con vitaminas además de cualquier ingesta de ácido fólico que reciben de los alimentos.

Se ha encontrado que consumir ácido fólico 1 mes antes y durante los primeros 3 meses de embarazo reduce el riesgo de defectos del tubo neural en un 70%, por lo que se considera tan crítico. El tubo neural se forma durante los primeros 28 días de embarazo, que generalmente es antes de que una mujer se dé cuenta de que está embarazada, y eventualmente se desarrolla en el cerebro y la médula espinal del bebé. La falta de una nutrición suficiente, en particular la falta de ácido fólico, puede provocar un defecto del tubo neural, como la espina bífida.

Salud y embarazo: Para mantenerse sano durante el embarazo, también es clave tomar muchos líquidos. Durante el embarazo, tu volumen de sangre aumenta, por lo que beber mucha agua es la mejor manera de evitar la deshidratación y el estreñimiento.

El ejercicio es una excelente manera de sentirse bien durante todo un embarazo. No hay razón para detener la actividad física una vez que queda embarazada; de hecho, las pautas dietéticas sugieren que tome 30 minutos o más cada día para entrenar a un ritmo moderado. Cuando hablamos de salud y embarazo, el deporte es una premisa importante, hacerlo de forma moderada es necesario.

Durante el embarazo, el ejercicio regular evita el aumento excesivo de peso, reduce problemas como dolor de espalda, hinchazón y estreñimiento, mejora el sueño, aumenta la energía, promueve una actitud positiva, prepara el cuerpo para el parto y reduce el tiempo de recuperación después del parto.

El sueño adecuado es otro factor para mantener la salud y la comodidad durante el embarazo. Recuerda que salud y embarazo van de la mano. El embarazo puede pasar factura, y después de un largo día te sentirá más cansada de lo normal. A medida que el bebé crezca, será más difícil dormir, pero trata de dormir lo mejor que puedas: ¡Alucinarás de lo bien que sienta! El sueño del embarazo es el mejor… jejejeje

Seguir una dieta saludable, dormir lo suficiente, hacer ejercicio y beber muchos líquidos es importante para tu bienestar general durante el embarazo. Si te esfuerzas por comer alimentos nutritivos y mantener una actitud positiva durante el transcurso de tu embarazo, los buenos momentos definitivamente eclipsarán los más difíciles.

Sobre todo siempre que tengas dudas sobre tu salud y embarazo, consultalas con un especialista.

Agencia de marketing infantil.

Marketing Media Kids

Agencia de marketing infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top