Semana 24 del embarazo

0
188
Semana 24 del embarazo
Semana 24 del embarazo

En la semana 24 de embarazo ocurrirán elementos impresionantes, a partir de ahora, el bebé será más capaz de responder ante estímulos externos.

¡El futuro bebé del tamaño de una sandía!

Para la semana 24 del embarazo, el feto posee una longitud, desde la coronillas hasta las nalgas de 30 centímetros y pesa un promedio de 650 y 680 gramos. Solo faltarían unas semanas más para que el adorable angelito llegue a pesar 1 kilogramo.

¿Sientes que el futuro bebé realiza unos movimientos secuenciales de manera brusca? Probablemente tenga hipo. Si realmente es así, no hay de qué angustiarse, más bien esto será como una especie de entrenamiento para el momento en que tenga que regurgitar la leche cuando estés amamantando.

Órganos de los sentidos finalizando su desarrollo

De los 5 sentidos que posee una persona, solo 4 ya estarán prácticamente listos para lidiar con el medio exterior. Entre ellos se destaca el olfato, la audición, el tacto y el gusto mediante las papilas gustativas.

Debido a la oscuridad que posee el vientre materno, el feto no podrá todavía abrir los ojos, por ende, no podrá disfrutar del sentido de la vista sino, hasta el nacimiento.

El líquido amniótico no solo proporciona calefacción y amortiguación, sino que también sirve de vía para transportar sustancias que posteriormente podrá oler o saborear, logrando familiarizarse desde ya con diversos alimentos o fragancias.

En la semana 24, el feto ya empieza a alinear las ramificaciones pulmonares y a producir una sustancia denominada surfactante.

El surfactante, una mezcla de lípidos y proteínas, permite disminuir la tensión superficial de los alvéolos logrando que no se colapsen cuando la persona realice una espiración.

¿Tendría algún problema si nace en esta semana 24?

A pesar de que en la semana 24 aún falta terminar de afinar ciertos detalles en su cuerpecito, es probable que el bebé pueda sobrevivir en el medio exterior, así suene un poco descabellado, sabiendo que aún falta por recorrer 16 semanas de gestación.

Durante la semana 24 empieza la viabilidad fetal, es decir, que si llegase a nacer en este tiempo podría vivir.

El surfactante pulmonar, ayuda a contribuir de alguna manera a que el bebé sobreviva en el medio exterior, sin embargo, no es suficiente. Es sumamente estricto y necesario que el personal de salud realice los cuidados neonatales correspondientes.

Lo ideal sería administrarle medicamentos para acelerar el proceso de maduración de los pulmones mientras se le da asistencia respiratoria, se controla la circulación y alimentación. En esta situación hay que actuar muy rápido, sino sus pulmones podrían colapsar imposibilitando el paso del aire.

Cambios en la madre

Muchas zonas del cuerpo materno se han distendido, entre ellas senos, glúteos y abdomen. No te angusties por ver muchas estrías, si las cuidas muy bien, ellas deberían desaparecer poco tiempo después del parto.

Quizás sientas que la temperatura te está subiendo, percibas más calor, sofocación y por ende, sudes más que antes. Esto viene dado por la alta carga que ahora debes llevar y por el aumento de la circulación para poderle suministrar nutrientes de manera eficaz al feto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.