Semana 26 del embarazo

0
50
Semana 24 del embarazo
Semana 24 del embarazo

Ya ha transcurrido un poco más de 6 meses, específicamente 182 días de 280. Para muchas, quizás estas 26 semanas de embarazo han pasado lento, para otras seguramente sintieron que ha pasado volando. El tiempo es completamente relativo y depende más que todo si estás disfrutando del momento o no.

Como consejo, a pesar de que sientas cosas que jamás habías sentido, no te angusties, piensa en todos los elementos positivos que están por venir.

Cambios en el futuro bebé

Durante la semana 26, ya cuenta con 33 centímetros aproximadamente y pesará unos 750 gramos.

Es hora de ir apagando la fiesta, esos movimientos incontrolados que ocurrían en semanas anteriores, ya no serán tan pronunciados producto de que la casita (el útero) se está volviendo más ajustada.

El bebé ya cuenta con menos espacio para moverse, debido al tamaño que ya posee, por ende, durante la semana 26 comenzará a ubicarse en una sola posición: en posición fetal.

La cabeza, brazos y piernas estarán flexionados, dirigidas hacia el tórax. Sin embargo, aún podrá mover su cabeza, pies, manitas y sus codos.

Debido a que el líquido amniótico se está reduciendo para darle paso al acelerado crecimiento, los movimientos del feto ya se podrán sentir e incluso, visualizar en la superficie de la barriga de la madre durante esta semana 26.

Como ya para esta semana 26, el futuro bebé cuenta con más capas de tejido adiposo, su piel estará más distendida y por ende, menos arrugada.

Su sistema nervioso ya está enviando y recibiendo más información. Probablemente ya podrá controlar su temperatura corporal y sus movimientos serán más precisos. Uno de ellos son los que realiza en su caja torácica, simulando la respiración.

Cambios en la madre

Quizás te hagas la pregunta de que por qué tu bebé se mueve más en la noche que en el día. Una de las razones principales es que, cuando tu cuerpo está en movimiento, el feto lo disfruta, le sirve como un balancín para poderse dormir más fácilmente, cosa que estando en reposo, sucedería todo lo contrario.

Así que es mejor que vayas buscando un libro para leer, un té para beber o simplemente comprar discos con música que te guste y te relajen durante esas noches largas que tendrás con tu dulce angelito.

En esta etapa de gestación, en la semana 26, es buen tiempo de ir creando un ambiente seguro para tu bebé, como por ejemplo: tapar los toma-corrientes, instalar detectores de humo, alejar las cosas peligrosas o afiladas, entre otras cosas.

A pesar de que aún falta para que el bebé empiece a rondar toda la casa, adelantar estos trabajitos no cae nada mal y más si después tu tiempo se reduce el doble posterior al parto.

¡Y los kilos siguen sumándose!

Que no te de vergüenza admitirlo, más bien siéntete orgullosa de ser la precursora de algo tan maravilloso, como es dar vida.

Hasta este tiempo, semana 26 de embarazo, es probable que ya hayas aumentado 10 kilos en total, si superas esta cantidad y tu médico te indica que estas saludable…sigue disfrutando. Reduce un poco los carbohidratos y las grasas como la mantequilla y no te olvides de caminar aunque sea media hora diaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.