Semana 31 del embarazo

0
330
Dormir bien durante el embarazo

Si en la semana 31 de embarazo todavía no has comprado las cositas indispensables de tu lindo angelito, no pienses más y corre a hacerlo siempre y cuando no amerite estar mucho tiempo de pie para que no se hinchen.

Cambios en el bebé

En la semana 31 de embarazo el bebé ya cuenta con una longitud de 40 centímetros aproximadamente y un peso de más de un kilogramo y medio, como 1.600 gramos.

Debido a que se le dificulta mover todo su cuerpo por el poco espacio que hay, en la semana 31 adquiere posición relativamente definida.

El 95% de los bebés se ubican en posición cefálica, es decir, cabeza abajo, con la barbilla apoyada sobre el pecho.

Esta es la mejor posición a la hora del parto ya que facilita su expulsión. El resto de los bebés pueden adoptar otras posiciones como podálica o de nalgas, de forma transversal o de frente. Si esto llegase a suceder, el parto ya no sería por vía vaginal, sino por cesárea.

Todos sus órganos ya están empezando a practicar más minuciosamente para cuando salgan al mundo exterior.

En la semana 31, los riñones aumentan el filtrado de la sangre y su resultado o producto final es eliminado por medio de la orina.

Pero, ¿A dónde se dirige esa orina? Formará parte del líquido amniótico circundante. De hecho, la composición de la orina es muy similar a la de este líquido, solo que es un poco más concentrada. Por ende, no tendrá nada de malo que este nadando en su propia orina.

Para este tiempo, semana 31 de gestación, el bebé elimina en un día, un aproximado de medio litro.

Su piel estará más rosadita y menos arrugada en la semana 31 por el aumento de tejido adiposo.

En cuanto al sistema respiratorio, los alvéolos pulmonares, ya tendrán un tamaño que les permitirá tener más superficie de contacto con los capilares para que así, en un futuro no muy lejano, pueda suceder el intercambio gaseoso, entre el oxígeno (bueno) y el dióxido de carbono (malo).

Cambios en la madre

En la semana 31 de embarazo, el edema en tu cuerpo sigue aumentado, así como la ansiedad de solo pensar en la hora del parto.

Quizás es momento de sentir ciertas contracciones leves y tensión en la parte baja del abdomen. Estas contracciones son llamadas “de Braxton Hicks”.

Esto se debe a las contracciones que experimentan los músculos del útero durante 30 a 60 segundos.

Su nombre es producto a su descubridor, John Braxton Hicks en 1872. Él las catalogó como “contracciones de práctica” porque es un ensayo que tienen los músculos para estar listos al momento del parto.

Sin duda alguna, el cuerpo humano en realmente maravilloso.

Recomendaciones

Gracias a que el edema sigue aumentado durante la semana 31, se le recomienda a la madre no comer tanta sal. Esto ayudará a disminuir la retención de líquidos y así tratar de apaciguar el aumento de volumen en todo su cuerpo, producto de la mala circulación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.